miércoles, 15 de febrero de 2012

Vincent van Gogh, el pintor de la verdad interior

Vincent Willem van Gogh nació el 30 de Marzo de 1853 en el pueblito de Zundert, en la provincia de Brabant, Holanda.





Infancia y adolescencia

Hijo del predicador Theodorus van Gogh y Anna Cornelia Carbentus, nace en el mismo día que un hermano fallecido al nacer que también había llevado el nombre de Vincent. Este hecho karmático influiría a lo largo de toda su vida ya que el otro Vincent también seguiría siendo recordado en el seno de su familia. En total serían seis hermanos, tres niños y tres niñas, entre ellos su hermano Theo, cuatro años menor, con el que desarrollarían una estrecha relación.



El joven Vincent van Gogh
Ya de niño Vincent era retraído y solitario. A los 8 años fue enviado a la escuela del pueblo, pero eso duró poco. Terminó recibiendo enseñanza en su casa. En 1864 fue enviado como pupilo a una escuela en Zevenbergen durante 2 años. Después de haber ingresado a otro colegio para luego ser retirado por falta de pago, finalmente a los 16 años se inició como aprendiz en la tienda de comercio de arte que su tío tenía junto a otro socio en Den Haag, Goupil en Cie.

Su hermano Theo también estuvo trabajando en la misma tienda.  Vincent primero en la filial de Bruselas. Comenzó así el intercambio epistolar entre los hermanos. Luego, fue Vincent trasladado a la sucursal de Londres, más precisamente en Brixton. Allí se enamoró de una joven pelirroja que se llamaba Eugenie. Era la hija de la dueña del lugar donde se hospedaba. Tenía 19 años y ya estaba comprometida en secreto con otro joven. No correspondido en su amor, Vincent cayó en una depresión y fue posteriormente despedido de su trabajo. Su tío se sintió desilusionado y no intervino en la decisión.

Luego, Vincent trabajaría como asistente de maestro de escuela en una pequeña escuela privada para jóvenes pupilos en el pueblo costero inglés Ramsgate. Gracias a su experiencia como pupilo logra congeniar muy bien con los alumnos. En Julio de 1876 se traslada al pueblo de Isleworth, e nlas afueras de Londres, para iniciarse como asistente del vicario T. Slade Jones, predicante metodista. No recibe sueldo, sólo comida y hospedaje. En Noviembre de ese año da su primer sermón.

Inicios artísticos

En 1877 volvería a Holanda, más precisamente a Etten, donde sus padres viven. Trabajó un corto tiempo en una librería en Dordrecht y luego se mudaría a Amsterdam para prepararse para su examen de admisión a la carrera de teología. Vincent estaba convencido en seguir los pasos de su padre y convertirse en un predicador.

Pero su falta de interés por las lenguas griega y latín no le dieron la oportunidad de seguir adelante con esta ambición.
Siguió un corto estudio para ser misionero de escuela en Laeken, Bruselas. Luego fue enviado a Borinage, una de las zonas más pobres de Bélgica, donde trabajaría como predicador laico para los trabajadores de las minas.

Convencido de que la religión tenía que ser más del tipo ‘cristianismo práctico’, vive una existencia ascética y mantiene un comportamiento obsesivo, resultándole en despido. En Agosto se traslada a Cuesmes donde, sin recibir paga, decide trabajar junto con los mineros como misionero. Pero no logra establecerse y se deprime.

Fue en este período donde Vincent sintió la llamada como artista. Empezó con bocetos y dibujos expresivos, inspirado en maestros como Rembrandt y Millet. Decide seguir los consejos de su hermano Theo e intentar seguir su camino de artista. Ilustra las cartas a su hermano con escenas de su vida y dibujos. Theo, que ahora está trabajando para Goupil en Cie. en Bruselas le promete que lo apoyará económicamente.

En 1880 trabó amistad con un joven pintor llamado Anthon van Rappard. Durante este tiempo es Theo quien lo mantendrá, enviándole dinero para pagar sus materiales y manutención diaria. Así empezará una odisea de expresividad dramática que durará una decada.
A causa de un desafortunado malentendido su amistad con A. van Rappard se verá terminada.

Su estadía en Bruselas le habrá demandando medio año, luego volvería a vivir con sus padres durante un período de 5 años. También un breve paso por la Academia de Bellas Artes en esta ciudad.
Empieza una época cada vez más fructífera en su producción artística. Su trabajo se va perfeccionando, a pesar de que en el área amorosa sigue dando tumbos.


Influencias de la vida diaria

En Abril de 1881 regresa a vivir con sus padres a Etten y se enamora de su prima Kee Vos-Stricker, quien lo rechaza. Su relación con sus padres empieza a desmejorar. Dibuja cada día, sobre todo escenas de la vida diaria de la naturaleza y del paisaje que lo rodea. Alguna que otra vez realiza una pintura al óleo y a veces una acuarela.

A finales de 1881, Vincent se instala durante 3 meses con su primo soltero Anton Mauve en Den Haag. Tiene 28 años y es a través de su primo que entra en contacto con la obra de pintores como Jacob y Matthijs Maris, Weissenbach, Mesdag, Bresner e Israëls. Su primo Anton le da clases de pintura y su influencia sería mayor de lo que se le reconociera. Temas como las excavadoras, patatas y vendedores de leña los tomaría de Mauve.

En Enero de 1882 se va a vivir junto a Clasina (Sien) Maria Hoornik y su hijita. Sien trabaja como prostituta y está embarazada de su segundo hijo. Su familia está muy preocupada y quiere que Vincent ingrese en una institución psiquiátrica Vincent trabaja como un poseso y escribe cartas a Theo contándole sobre su dedicación artística. Dibuja en el campo y en la ciudad; también Sien y sus hijos posan para él.

En Septiembre de 1883 rompe la relación con Sien y se marcha desde Den Haag a Drenthe, a Hoogeveen para dedicarse a la pintura. Los paisajes oscuros y las representaciones de la vida diaria de los granjeros reflejan su soledad. Esta decisión está inspirada por el hecho de que su hermano Theo habría visitado el Salón de París en 1882 donde vió la pintura de Max Liebermann, un pintor alemán que habría destinado una temporada en la provincia de Drenthe (Zweeloo) con el solo fin de dedicarse a pintar.
Con dinero de Theo, Vincent se embarca hacia esta nueva experiencia. Llega por tren y durante el tiempo que se queda en Hoogeveen se dedica más que nada a pintar la naturaleza, sus paisajes y figuras.

Souvenir de Mauve
Anton Mauve muere repentinamente a la edad de 50 años, Vincent lo homenajea con su pintura Souvenir de Mauve, con árboles rosa de durazno en flor.

En Diciembre regresa a vivir con sus padres, que ahora viven en Nuenen, queriendo intentar otra vez vivir en armonía con ellos. Su madre le deja el cuarto del lavado para que utilice como taller y allí produce más de 100 estudios sobre cabezas. Allí se dedica a la pintura de la dura vida en el campo. Es interesante su afición por la vida de los trabajadores y el paisaje acérrimo.

A pesar de su entusiasmo para dibujar, también intenta hacer suyos los conceptos básicos de las técnicas de la pintura: color, perspectiva y uso de la pintura. También dedica mucho tiempo a la lectura y le cuenta a Theo que aprende mucho de los libros que lee.

Los comedores de patatas
A finales de 1885, tras la repentina muerte de su padre, crea su muy expresiva pero taciturna obra De aardappeleters (Los comedores de patatas), El cuadro está hoy considerado una obra maestra pero cuando lo terminó no cayó en la gracia y gusto de sus amigos.  Vincent trabaja en forma solitaria, sin inspiración de sus contemporáneos y se desarrolla a sí mismo de forma libre por propio esfuerzo.

Lamentablemente muchos de los dibujos y pinturas de esta época se han perdido tras el traslado de su madre y su hermana a la ciudad de Breda.
En Enero de 1886 se traslada a Antwerpen (Amberes). Ingresa en la academia de arte y lo ubican en la primera clase. Tenía entonces 32 años. A pesar de su amor por el colorido de la mano del pintor Pieter Paul Rubens, el ritmo le resulta agotador y luego de 3 meses se acaba su período académico.

En Antwerpen se pone enfermo, pierde varios dientes y conoce la sífilis. Se cree que esto podría ser el causante de su posterior enfermedad ya que la sífilis no tratada podía atacar los nervios.

En Marzo de 1886 abandona inesperadamente Bélgica para dirigirse rumbo a París. Allí se instala con su hermano Theo en la Rue Lempic 54, en el pintoresco barrio de Montmartre. Theo está allí trabajando como director de la galería de Goupil. Allí se inscribe en el atelier del pintor Cormon, entre sus compañeros se encuentran Emile Bernard, John Russell y Henri de Toulouse-Lautrec.

Durante el año 1887 Van Gogh pinta lleno de entusiasmo y prueba una variada escala de estilos y técnicas. Este es un período de mucha productividad a nivel artístico. Al mismo tiempo visita los museos de París y se embelesa con las pinturas de flores de Adolphe Monticelli,  el romántico Eugene Delacroix y la obra alegórica de Pierre Puvis de Chauvanne. Desarrolla también una colección de estampas japonesas.

Pero más importante sería su contacto con el impresionismo francés, diez años después de su aparición. Georges Seurat, Paul Gauguin, Camille Pissarro y Armand Guillaumin estarían entre los nombres de su círculo de conocidos. Experimenta con la técnica de puntillismo, bajo la influencia de Seurat y Signac. No sólo admira a los grandes maestros holandeses, también a los japoneses; le gustaría experimentar la claridad de sus trabajos.

Estas amistades pusieron la relación de Theo y Vincent en un estado de tensión. Terminada su relación con los post-impresionistas, volverían a tener una estrecha relación, aunque todo este período se cobraría su salud, a causa de su incansable trabajo. La vida parisina era muy activa, y debilitaba mucho a Vincent.

En Febrero de 1888 Vincent tenía 34 años, se traslada a Arles, al sur de Francia, en la región de Camargue en busca de calor, luz y color. Pero cuando llega a Arles se encuentra con que hay nieve. Bajo el sol del sur francés pinta fantásticas obras a un ritmo notablemente febril, pintando a veces hasta varias obras en un día. Le gusta dibujar a la gente de la Provence.
Quiso conocer el Mediterráneo, para lo cual viajo a la cercana Les-Saintes-Maries-de-la-Mer, de los que hoy podemos apreciar bocetos y dibujos de la zona, siendo famosos sus barcos de pesca en la playa. También destacan de esta época retratos como los de Eugene Boch y Roulin.

La Casa Amarilla y su amistad con Paul Gauguin 

Café Nocturno

En Septiembre de 1888 alquila la Casa Amarilla, donde pintó el famoso Café Nocturno y otras excepcionales pinturas de cosechas, viñedos y cipreses.
En Octubre de ese año invita a Paul Gauguin a quedarse con él, con el fin de comenzar una utópica hermandad de artistas ‘El atelier del sur’. Gauguin llega y los dos empiezan a trabajar juntos, utilizando los mismos modelos y temas. Ambos son apasionados y dedicados a su trabajo, por lo que a veces discuten acaloradamente. La noche de Navidad es Vincent encontrado en su cama con una herida en la oreja. En una de esas discusiones, episodio no del todo aclarado hasta el día de hoy, la oreja de Van Gogh es cortada con la navaja de Gauguin.

Es llevado al hospital de Arles y tratado por el médico Félix Rey. Gauguin deja la Casa Amarilla rumbo al norte y esta sería la última vez que se verían. Varios historiadores de arte han intentado aclarar el extraño episodio y, aunque existen varias teorías, hasta el día de hoy no se sabe a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió. En todo caso, Gauguin decidió marcharse aun a costa de la amistad que Vincent quería conservar por todos los medios.

En enero de 1889, ya curado, vuelve a trabajar frenéticamente. Varias versiones de Los Girasoles son de esta época y repetidas versiones de La Berceuse para la que Madame Roulin hubiera posado. Su hermano Theo le anuncia su boda con Johanna Bonger. Vincent reacciona emocionado, pero empieza a preocuparse por su futuro y esto lo lleva a una depresión.

Su estadía en la Casa Amarilla estaría llegando a su fin, ya que los habitantes del pueblito no veían con buenos ojos su errante y aislada vida. Este fue también un período de muchos ataques nerviosos. 81 aldeanos firman una petición que dirigen al alcalde de Arles argumentando que Vincent es ‘una amenaza para el orden público’. En contra de su voluntad es llevado de regreso al hospital y allí ingresado y encerrado en un cuarto apartado, sin libros, papeles o lápiz.

En Abril Theo se casa. Y en Mayo Vincent decide internarse voluntariamente en el manicomio en Saint-Remy de Provence para ‘su propia tranquilidad y la de los demás’. Una vez que se lo permiten, Vincent empieza a dedicarse otra vez a la pintura y es allí donde termina varias de sus hoy consideradas obras maestras. Esta es la época de los iris y las lilas.
El 31 de enero de 1890 nace el primer hijo de Theo y Jo, al que nombran Vincent Willem.

El Viñedo Rojo
Vincent era constante presa de crisis nerviosas, aunque siguió trabajando con ahínco. En Abril de ese año Theo lo incluyó en el Salón de Independientes (Salon de Independants) para el cual viajó desde Saint-Remy-de-Provence a Auvers-Sur-Oise, pasando por París para visitar a Theo y su familia. Allí vende su primera obra De Rode Wijngaard (El viñedo rojo).

En Mayo llegó a Auvers, donde alquiló un ático en la posada de Ravoux. Pintó varios retratos, entre ellos el famoso del Dr. Gachet. De esta época son los cielos azules y los campos de maíz.

Recibió la visita de Theo y su mujer y en Junio y Julio fue él a visitarlos a París.

Sus últimos días

Vincent van Gogh muere a la edad de 37 años a causa de una herida de bala en el pecho. En un supuesto intento de suicidio, la bala no da en su corazón sino en la tetilla izquierda, dejándolo agonizante durante dos días hasta morir desangrado a causa de la hemorragia interna. Theo visita a su convalenciente hermano y acompaña su hermano en su lecho de muerte, quedándose dormido a su lado, con su cabeza en la almohada como cuando eran niños.

Si bien se habla de suicidio, el arma nunca fue encontrada y hasta el día de hoy no se descarta que se haya tratado de un accidente.
Vincent van Gogh falleció el 29 de julio de 1890. Seis meses después su hermano Theo fallece en un instituto psiquiátrico en Utrecht. Tenía 33 años. Su mujer, Johanna van Gogh-Bonger es la que se ocupa del legado de Vicent, poniendo ahínco y dedicación en la difusión y conocimiento de su productiva obra. En 1914 lleva los restos de Theo a la tumba donde se encuentra Vincent, quedando así ambas tumbas una al lado de la otra, quedándo los dos juntos en la muerte como lo hicieran en vida. Sus tumbas se encuentran en el cementerio de Auvers-sur-Oise, Francia.

La enfermedad de Van Gogh

Aun en la actualidad no hay consenso sobre el estado de salud de Vincent.  Muchas hipótesis competentes declaran que lo más probable es que Vincent estuviera bajo los efectos de varias enfermedades en el momento que se disparó el arma que finalmente le daría la muerte.
Entre estas enfermedades están la epilepsia, desorden bipolar, insolación, porfiria aguda intermitente, envenenamiento por plomo y enfermedad de Méniere, que se basa en la interpretación de sus problemas gastrointestinales como las náuseas y vómitos.

En sus cartas y en los documentos de los registros del asilo Saint-Remy se describen varios síntomas que incluyen: mala digestión, dolor estomacal, alucinaciones, pesadillas, estupor, mente ausente, impotencia, insomnio y ansiedad. Van Gogh sufría también de crisis convulsivas.
En sus cartas a Theo constantemente se aquejaba de problemas estomacales y digestivos. Además de las alucinaciones y pesadillas, su insomnio era muy severo. Antes de que le diagnosticaran gonorrea en Den Haag, pasó 3 semanas sin poder dormir. Tenía fiebre con frecuencia, y se hundía en una especie de estupor.
Le informó a Theo de su impotencia, y esto a veces lo insumía en terribles depresiones, incluyendo ideas de suicidio.

Van Gogh era indulgente y se entregaba a hábitos perniciosos para su salud como fumar constantemente, el consumo de alcohol y café en exceso. Comía poco, incluso ayunaba en demasía, como consecuencia presentaba agudos cuadros de desnutrición. Hasta el día de su muerte siguió fumando, era raro verlo sin su pipa. También era adicto a la absinta (ajenjo), una bebida de  fuerte graduación alcohólica hecha a base de anís, apio y otras especias. La absinta tiene un color verdoso, y tiene un porcentaje etílico mayor a 40% (entre 50 y 70%). En el siglo 19 era muy popular su consumo entre los artistas, recibiendo el sobrenombre de ‘el hada verde’ por su color verdoso y al estar ‘este hada’ estimada como la fuente de inspiración artística. Esto contribuyó a su mitología de  sus efectos psicoactivos que esta bebida tenía.

Existen algunas evidencias respecto a que Van Gogh mordía sus pinturas. Es posible que este hecho fuera el causante de su captura y posterior encierro durante su estadía en la Casa Amarilla a fines de 1889.

En enero de 1890, tras otro severo ataque, Theo le escribe a Vincent diciéndole que se mantenga alejado de la pintura, la cual resultaba venenosa según una carta que el Dr. Peyron, del asilo de Saint-Remy, le enviara. Theo le sugería a Vincent que dejara los colores un tiempo de lado y se dedicara a los dibujos en papel y lápiz, evitando el contacto con la trementina, sustancia presente en la pintura.

Vincent van Gogh fue carne de cañón de diversos médicos que le diagnosticaron diferentes enfermedades. Muchas fueron tratadas con diferentes tipos de químicos como el bromuro.

Independientemente de la personalidad de Vincent, impulsivo e inestable emocionalmente, estas crisis con alteraciones psicóticas podrían haber sido a causa de una constante exposición al plomo, contenido en el pigmento de la pintura que utlizaba para su técnica de empaste. En esta época fue muy prolífico en su producción. Este envenenamiento podría ser la causa de muchos de estos síntomas: anemia, estomatitis, dolor estomacal y signos de neuropatía radial.

Se ha especulado que Vincent tuviera sífilis. Según su certificado de defunción la causa de su muerte estaría relacionada con una enfermedad renal crónica con posibles cálculos renales. Por otro lado se ha reconocido según investigación psiquiátrica que Vincent habría sufrido trastonos mentales debido a la sífilis.

También se ha postulado que Vincent sufriera una intoxicación de digoxina, de las plantas de dedalera que se hubieran utilizado para tratar la supuesta epilepsia. Su período de ‘amarillo’ (la visión del color amarillo), el oído que falta (oto-toxicidad) y su afición a pintar halos en los paisajes (halo visión) son a menudo utilizados por los estudiantes de medicina como regla mnemotécnica para recordar las secuelas de la toxicidad de la digoxina.

El valor de su obra

Los Girasoles

Después de la muerte de su cuñado Vincent y de su marido Theo, Johanna van Gogh-Bonger regresó con su hijo Vincent a Holanda. Instalándose ambos en Bussum. La obra de Vincent van Gogh estaba considerada sin valor alguno. Allí comenzó con una casa de huéspedes para poder pagar su manutención. Y también con la venta de los cuadros de su cuñado.
Sus mejores clientes eran los comerciantes de arte Paul Cassirer en Berlín y J.H. de Bois en Amsterdam, a los que les proporcionó 55 pinturas cada uno. Johanna mantuvo toda la administración cuidadosamente en su libro de cuentas, aunque la venta de una pequeña cantidad de cuadros se vendió sin estar registrada. Estos serían los cuadros que representaban íntimas escenas familiares.

Otros familiares de Vincent también poseían algunos de sus cuadros.
Entre 1890 y 1923 Johanna puso a la venta alrededor de 247 pinturas en el mercado de arte.Recién en 1892 su obra empezaría a interesar a la gente. Pero sería recién a principios del siglo 20 que sus cuadros serían valorados. Gracias al movimiento de los expresionistas alemanes se reconoció su nueva concepción del arte como la revelación de la verdad interior.

La obra de Vincent van Gogh

Durante el período de 10 años que Vincent se mantuvo activo como artista (1880-1890) dejó una numerosa cantidad de obras de arte, de las que se han conservado unas 860 pinturas y casi más de 1200 trabajos en papel. Muchas de ellas, 201 pinturas, 437 dibujos y 31 grabados se encuentran en el Museo Van Gogh. Otras obras están en el museo Kröller-Müller en Otterlo y en el Museo D’Orsay en París. El resto se encuentra disperso en varios museos y colecciones privadas, de los Países Bajos a Estados Unidos y Japón.

El 21 de julio de 1962 el estado de los Países Bajos firmó un acuerdo junto con la Fundación Van Gogh para crear el Museo Van Gogh. Este abrió sus puertas al público en 1973.

Las cartas de Van Gogh

Vincent van Gogh fue un meritorio y ávido escritor de cartas. Puso sus pensamientos e ideas sobre el papel en más de 800 cartas. Su correspondencia íba dirigida a personas como Emile Bernard y Paul Gauguin. Aunque fue su hermano Theo, su pilar fundamental, el que más cartas suyas recibiera. La mayoría de estas cartas se encuentran en el Museo Van Gogh en Amsterdam y son una fuente indispensable de conocimiento sobre la vida y obra del artista.
Una de las cartas de Van Gogh

En el año 2009, tras una investigación de 15 años, el Instituto Huygens KNAW de Den Haag presentó una exposición especial sobre las cartas y concedió que se hicieran públicas los resultados de la investigación completa a través de una website en internet. También se publicó todo el trabajo en la edición de un libro de 6 volúmenes en 3 idiomas.

Van Gogh en la cultura

Vincent van Gogh no disfrutó en vida el gran valor que se le dió a su obra posteriormente. Su vida en los últimos años ha sido la fuente de diversas expresiones culturales. Sobre su vida se han realizado varias películas, incluyendo la película de 1953 ‘Lust for life’ con Kirk Douglas en el rol de Van Gogh. En 1996 Robert Altman también dirigiría una película sobre la relación con su hermano Theo en ‘Vincent y Theo’, entre otras.

La Noche Estrellada

Don MacLean escribió su famosa canción ‘Starry Starry Night’ basándose en su cuadro De Sterrennacht (La noche estrellada).

En los Países Bajos, Vincent van Gogh está incluído en el Canon de Holanda, un compendio de grandes temas emblemáticos de la historia de los Países Bajos. Vincent está reconocido como uno de los 50 temas claves para entender la historia  holandesa que se imparte en la enseñanza secundaria.


En Brabant, la provincia donde vió la luz por primera vez, se encuentran varias instituciones dedicadas al pintor. En Nuenen hay un centro de documentación sobre Vincent van Gogh y en Etten-Leurs hay un centro de información sobre su vida. En Zundert, su lugar de nacimiento, se encuentra la Casa van Gogh. También existen libros y numerosas exposiciones sobre su vida y su obra, además de ser nombrado en canciones o merecer un lugar en el desfile de carromatos de flores (Bloemencorso’s), típica tradición holandesa.

Trivia

4457 van Gogh es el nombre de un asteroide que en 1989 recibió su nombre. Fue descubierto por Eric Elst en el observatorio de Haute-Provence.

Fuentes

Het Van Gogh boek – Vincent van Gogh van A tot Z. Shelley Rohde. Bussum, 2003 ISBN 9068683403
Vincent van Gogh –  The complete life of the artist. DVD documental de Paul Molijn. Serie Dutch Masters
Wikipedia
Van Gogh Museum

3 comentarios:

Aledys Ver dijo...

He leído bastante sobre la vida de van Gogh, incluso trabajos escritos por psiquiatras acerca de su supuesta locura. Me interesa el link que compartís sobre sus cartas, que si bien he leído extractos por ahí, nunca las leí reunidas en un compendio de esta manera.
La influencia de su obra es increíble. Me dieron ganas de ver la peli de Robert Altman que mencionás.
Muy buen trabajo, gracias por compartirlo!

sofia martínez dijo...

Me impresiona cada cosa que sé sobre este talentoso artista, en general Van Gogh es un artista maravillosos que sin duda aportó grandes cosas al mundo del arte.

Georgina Zinno dijo...

@Sofia Martinez sí, a mí es un pintor que sigue sorprendiéndome. Un auténtico genio :) Gracias por pasar por el blog, saludos!

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...